Hacer mercado – Actividad Apocalíptica

Diario Series

Abril 1, 2020

Hace unos días me encontré con un artículo en Semana escrito por Diego Trujillo (@DiegoTrujilloD) un actor reconocido en Colombia y a quien sigo desde su obra ‘Que desgracia tan infinita’, por la manera tan particular como se comunica y maneja su discurso. Y en su artículo ‘Hacer mercado en tiempos de coronavirus hace una jocosa reflexión en como ir al supermercado se ha convertido en una misión casi de vida o muerte. En cual punto estoy de acuerdo y no hay lugar para discusión. Sin embargo, el escrito termina con un deseo (o esperanza) –‘Yo espero que poco a poco vayamos adquiriendo conciencia de que estamos juntos en esto…’-. (Créame señor Trujillo que yo también)

No en tanto, después de digerir un poco mejor el escrito y de leer los comentarios en Twitter, recordaba que en mi caso hacer mercado jamás ha sido mi actividad predilecta y pienso que tiene que ver con las masas. En condiciones ‘normales’ un supermercado está bien concurrido, pero basta que sean días de descuentos especiales (solo el Colombiano coge esta), o el llamado Black Friday / viernes Negro, o durante la visita por estos días del señor Corona, es cuando recuerdo el porqué no me gusta ir al supermercado y porqué cuando voy compro para el apocalipsis (así no tengo que volver en al menos 3 meses).

La razón es simple: el humano es acaparador por excelencia y su instinto de supervivencia pareciera que nos dijera que tener más es mejor. Así que cuando estos días tan especiales llegan a nuestra puerta, sacamos nuestro instinto de ¿supervivencia?, o.. ¿animal?, o… no sé que otro instinto tengamos, quizás el instinto ¿humano?, único en su especie que por definición (dada por mí – obviamente) dice: que en tiempos de necesidad el humano debe destruirse, cuando deberíamos hacer lo contrario (porque jamás he visto un comportamiento de tal magnitud en el reino animal).

Pero lo más gracioso, absurdo e interesante a la vez que este comportamiento contagioso (sin importar cuan educado, instruido o pacífico que uno sea o crea serlo) porque no respeta ocasión, puede darse tanto en situaciones de pánico como en ocasiones de felicidad u óseo. Solo necesita los ingredientes especiales: una taza de un evento especial y llamativo por cada cucharada de deseo (el detonante principal de cualquier emoción). Solo necesita ser algo que sea limitado y no todo el mundo tenga acceso o acceso inmediato para que nuestro cerebro deje de recibir señal satelital y deje de funcionar.

Se podría decir que ¿le tengo miedo a las masas?, sí. Y lo más irónico de todo es que mi trabajo hasta hace un par de semanas estaba relacionado directamente con el manejo de público. Y la experiencia me enseñó, que una vez este comportamiento se desata no hay fuerza en el mundo que lo pueda controlar, sin embargo, puede evitarse, pero eso requiere que cada uno de nosotros sea capaz mantenerse en su centro. Quizás estoy pidiéndole mucho al Universo, o quizás no, quizás el deseo del señor Trujillo se vuelve realidad, quizás todos hacemos un esfuerzo extra para mantener la calma, quizás nuestro deseo de estar bien y vivos es más grande que el deseo de hacer un fuerte de papel higiénico. Quizás…

#larolaenlostiemposdelcorona #writing #escritura #revistasemana #tiemposdecoronavirus #palabras #escritores #guerra #apocalipsis #mision #hacermercado #coronavirus #market #war #papelhigienico #toiletpaper #misionimpossible #diarioseries #diary

Fuente: Hacer mercado en tiempos de coronavirus por Diego Trujillo (@DiegoTrujilloD) – Revista Semana

© Copyright 2019 by La ruta de la Rola. Todos los derechos reservados. Fotos: Vivian Sanchez

Diseño de Imagen: Andrea Achilli

powered by Wix