El regalo de Atatürk

Hace unos días mi novio me menciono que el 23 de abril seria la fiesta de los niños. En realidad no le puse mucha atención porque pues aunque es un día especial, no es tan trascendental (al menos en mi casa). Sin embargo, ingenua de mí no sospechar la magnitud de la celebración, cuando el gobierno implantó cuarentena preventiva desde el 23 de abril hasta el domingo 26, eso con el objetivo de evitar que la gente saliera a festejar a las calles.

Mientras en el resto del mundo celebraba ‘el día internacional del libro, de la lengua inglesa y la española, y el día internacional de las niñas TIC (el cual es nuevo para mí)’. Turquía festejaba por cada poro y canal de comunicación este día tan especial que no se limita a celebrar la inocencia y la esperanza que representan los enanos, sino que a demás, celebra la Soberanía Nacional que fue el logro del fallecido Sultán Mustafa Kemal Atatürk, el fundador de la República de Turquía. El hombre que los llevo a la liberación del imperio de Otomano y trajo la modernidad.

Creo que el único país (a demás de Turquía) en el que había yo sentido el patriotismo de sus nacionales era USA, gente tan orgullosa de su historia y de los logros de sus patrones por su tierra. Orgullo y patriotismo por nuestros fundadores que en realidad no vibra en mi tierra, como ha vibrado por los nuevos héroes de las últimas décadas. No digo que en casa no se celebre la fundación y la independencia, en absoluto, lo que digo es que nadie sale a la calle a celebrar nuestra independencia de la misma manera como lo hicieron cuando la selección de futbol paso a los cuartos de final en el mundial de Brasil 2014. ¿Me equivoco?

Debo decir, que aunque mi interés por la historia es grande, debo admitir, que es un interés reciente. Hay muchas cosas que no sé, que han sucedido por estas tierras y seria bueno conocer, no solo para que me llamen culta, sino, porque mueve fibras el sentir a toda una nación casi detenida celebrando a este señor y lo que le regaló a su nación. Ver a la gente amarlo con cada célula, entonar el himno de su país y aplaudirlo como si estuviera presente, no tiene precio.

Ayer mientras el resto del mundo en redes sociales publicaba sus libros favoritos y sus recomendaciones o las nuevas ocurrencias del señor Trump, en Turquía, el poco comercio activo dejó de funcionar después de medio día. La televisión y las redes sociales fueron inundadas por videos y fotos de niños celebrando su día y el día de su nación llevando con orgullo el color de su bandera. En la noche había música desde los balcones, el himno sonó y termino con aplausos que resonaron desde cada ventana.

En realidad uno no alcanza a ver la magnitud de lo que represento y sigue representando Atatürk para sus nacionales, hasta que uno no se empapa de sus logros y la travesía por la que paso para regalarles la tierra en la que ahora viven. Ok, no todo es un jardín de rosas, no es perfecto. Hay acciones del gobierno que la gente aplaude y muchas otras que la población condena, pero eso no es exclusivo de esta tierra. No creo que exista un solo país donde haya al menos un nacional que no se queje de las acciones de su gobierno, lo cual esta bien, porque la inconformidad es la puerta al cambio.




#23deabril #diadelniño #turquia #estambul #escritora #larolaenlostiemposdelcorona


Fuente:

Dia Nacional de la Soberania y la Infancia - Wikipedia

Días Internacionales y Mundiales de Abril

Turquía celebra hoy el Día de la Soberanía Nacional y del Niño - TRT

Palabras, Arte y Viajes

Comunicarme por escrito siempre ha sido mil veces más fácil que en vivo y en directo, y lo más curioso del cuento es que trabajo precisam...

© Copyright 2019 by La ruta de la Rola. Todos los derechos reservados. Fotos: Vivian Sanchez

Diseño de Imagen: Andrea Achilli

powered by Wix